La Brújula – 22 abril 2022

Que vestida y alborotada quedó la «Qué hay pa’ mi», luego que Nito le vetara el mamotreto legislativo. Ahora presiona al «Sin Diesel» para que aprueben por insistencia el Camarón putrefacto, con tal de evitar que el Tiktokero la expulse por no acatar la línea partidaria, junto a su combo. Mejor que salte ya donde el Loco. Y seguro allá también no la quieren las bases de RM.

Que algo raro pasa en el PRD. Gaby no se postuló al CEN y argumenta que no quiere manchar su pedigrí con la presencia de los diputados politiqueros. ¿ Y acaso él no tiene igual su historial de bellezas en el manejo de la cosa pública?

La recolección de firmas para tumbar al Tanque de Gas continúa, pero la pregunta es si se mantendrá el ritmo que lleva. Las apuestas van y vienen.

Parece que la visita del canciller gringo dejó preocupado a más de uno. Ojo que van contra alguien que se cree ganador del 2024. Cuando canten los dos pajaritos enjaulados en el norte, al ritmo de la samba, vendrá el crujir de dientes..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *