Sí al Cuarto Puente sobre el Canal

Carlos Christian Sánchez

Columnista

Samanta es una joven que labora como recepcionista en una empresa ubicada en Obarrio. De lunes a viernes, debe levantarse a las 3:00 a.m. para dirigirse a la Ciudad de Panamá. ¿Por qué tan temprano? Obvio, pues vive en El Coco de La Chorrera. Igual que medio millón de personas, deben madrugar para cumplir con sus deberes laborales. Todo por unos dólares más.

El emblemático Puente de las Américas ya no da más. Inaugurado en 1960, la estructura de acero se hizo chica para la marejada de usuarios del transporte y vehículos que lo transitan. Pese al ensanche programado en la vía Interamericana desde Howard hasta Burunga, la capacidad del viejo puente llegó al límite. Igual el colapsado sistema de autobuses del sector oeste.

De un cabezazo, Samanta se levanta tras dormir 45 minutos en el “Coaster”. Llega a Albrook y apresuradamente, corre para abordar el Metro, que por lo menos la lleva a tiempo al trabajo, en el área bancaria. Piensa en un instante: ¿Por qué los que vivimos en Panamá Oeste no nos merecemos una mejor calidad de vida? La respuesta está disponible, pero algunos bellacos hacen lo imposible por retrasarla.

El Cuarto Puente sobre el Canal de Panamá representa la obra más importante de los últimos años. En conjunto con la proyectada Línea Tres del Metro, impulsarán el desarrollo económico y la movilidad entre ambas márgenes de la vía interoceánica. Con 3,950 metros de largo, esta infraestructura facilitará el tránsito diario de 130 mil vehículos y acabará con los congestionamientos cotidianos.

Por alguna razón mezquina, diputados oficialistas vinculados al transporte y rivales empresariales hacen “lobbie” para que el Gobierno de turno no realice la obra, solo porque no les conviene. O peor aún, prefieren que los moradores de Panamá Oeste sigan sufriendo los tranques y que estén expuestos a la mafia politiquera.

Recientemente, el Consorcio “Cuarto Puente” informó en la Asamblea Nacional de Diputados que el proyecto estaba retrasado por la excesiva burocracia en una institución del Gobierno actual. Igualmente, las presiones de otra índole (empresariales y diplomáticas) siguen afectando el progreso de esta obra.

Hacemos un llamado a las autoridades, que piensen primero en los panameños que viven en el sector oeste, a quienes ustedes se deben. Igualmente, los usuarios del transporte debemos estar vigilantes, para que se haga realidad el Cuarto Puente y el monorriel, diseñado por los japoneses. Todos merecemos mejor calidad de vida. Se los digo con experiencia, como usuario de la Línea Dos del metro. Larga vida y prosperidad para todos. Saludos, amigas y amigos…

2 comentarios sobre “Sí al Cuarto Puente sobre el Canal”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *